2014-may-reportaje-cinebunuel

2014-may-reportaje-cinebunuel-titulo

 

Piensa en las mejores películas mexicanas de la historia que te vienen a la mente por unos segundos...

Seguro pensaste en algunas de las más recientes, en los Cuarón, Del Toro o González Iñárritu, quizás en las de Pedro Infante, El Santo... ¿Había alguna de Luis Buñuel?

Por si no sabes a quien nos referimos, este hombre nació en Calanda, España, en 1900 y fue uno de los mejores y más revolucionarios directores de la historia del cine, fue aclamado en todo el mundo, inspiró a cientos de importantes creadores y su obra a la es digna de repasarse. Vivió y filmó en México de 1949 hasta 1962, trece años que fueron traducidos en catorce películas, de las cuales por lo menos ocho no tienen pierde.

Su debut en México fue El Gran Calavera (nada menos que la versión original de la multimillonaria Nosotros los Nobles), se trataba de un filme divertido pero en el que Buñuel reconoce que no tuvo demasiada injerencia, pues ya estaba el guión, los actores y las locaciones, él sólo dirigió. En realidad, su primera gran película mexicana fue un año después: Los Olvidados (1950). Polémica, sí, tanto que los jerarcas liberales de la cultura en México consideraron "demasiado fuerte" por la forma en que retrató el lado más cruel de los estándares de la sociedad mexicana. Lo hizo tan bien que 54 años después sigue vigente, quizás pocos se han atrevido a poner el dedo en la llaga como él. Es curioso que un director surrealista haya sabido reflejar la realidad de esa manera.

Después llegaron obras igualmente geniales pero más enfocadas en su especialidad (el manejo del absurdo, el humor, el sarcasmo y las obsesiones), algunas de las cuales fueron La ilusión viaja en tranvía, Subida al cielo, La hija del engaño, o El río y la muerte y especialmente Ensayo de un crímen. La mejor de todas llegó al final, justo antes de regresar a Francia a terminar su carrera como cineasta: El ángel exterminador (1962).

Pero quisiéramos detenernos en una de sus obras , Él (1953) y su contribución al cine mundial. La historia es genial, cuenta el enamoramiento y matrimonio de un tipo patológicamente celoso (interpretado por Arturo de Córdova) cuya obsesión llega a niveles impensables. Todo contado desde una serie de situaciones tan fuertes como divertidas.

Resulta que Alfred Hitchcock era un tremendo admirador de Buñuel y una de sus películas favoritas era la recién mencionada; en ella, hay una escena en la que el celoso protagonista persigue por las escaleras de un campanario a su amada, quien harta de los celos de su marido amaga con suicidarse. Esa misma escena fue rodada por Hitchcock en Vértigo (1958), secuencia que en Hollywood estelarizaron Kim Novak y James Stewart, y que es una de las más famosas del cine mundial. Además, Vértigo es la cinta más laureada de "El Mago del suspenso". ¿No es sorprendente? Una película mexicana inspiró algunas de las imágenes más importantes del cine mundial. Pocos lo saben, por eso es importante conocer a Buñuel y darle su justa dimensión, para algunos es el hombre que ha puesto en el escalón más alto al cine mexicano. Busquen su obra, véanla.