2014-oct-receta-flautas

2014-oct-receta-flautas-titulo

 

Las flautas mexicanas son famosas porque nos hacen cantar, y no precisamente por su melodioso sonido, nos hacen cantar de alegría ¡por su sabor! Son un plato típico de la gastronomía mexicana. No se sabe con certeza su origen, aunque se cree que son originarias de Sinaloa y del Distrito Federal principalmente pero existen en todo México.

Su nombre viene del parecido que tienen con la flauta (instrumento musical) pero éste cambia de acuerdo a la región, ya que en muchos lugares se les conoce como tacos dorados. Hay quien dice que se pueden diferenciar de los tacos dorados por la longitud de las mismas debido al tamaño de las tortillas, pero en esencia son lo mismo.

Las flautas son tortillas de maíz rellenas de carne deshebrada de pollo o res, aunque también las hay de papa o queso. Y como la creatividad no tiene límites se pueden llegar a encontrar de diversos rellenos, o por ejemplo, en el norte de México las hacen con tortillas de harina de trigo. Lo que las caracteriza es que una vez enrollada la tortilla con el relleno dentro se doran hasta quedar crujientes. Se decoran con lechuga, aguacate o guacamole, crema, queso fresco y salsa roja o verde. ¡Una delicia!

Se comen con las manos a cualquier hora del día ya sea en el almuerzo, la comida o la cena. En cada región la tradición cambia lo que es un hecho es que siempre es un plato frecuente tanto en la comida diaria como para poner sabor a fiestas o eventos.

Su consumo en México es tan importante que se pueden encontrar en pequeños locales, taquerías, restaurantes de lujo e incluso las hay congeladas en el supermercado. Los tacos dorados o flautas dan tanta alegría al paladar que viven en la gastronomía mexicana desde tiempos ancestrales. ©

Ana Luisa Reed Casas
© Ana Luisa Reed Casas. México. 2014

Receta de las flautas de pollo mexicanas

Ingredientes:

  • 6 tortillas de maíz
  • 1 pechuga de pollo grande (hervida y deshebrada)
  • Lechuga (cortada finamente en juliana)
  • Crema
  • Queso fresco rallado o desmoronado
  • Aguacate en rebanadas finas (se puede cambiar por guacamole)
  • Salsa roja o verde
  • Aceite para freír
  • Palillos

Modo de preparación:

  • Se calientan las tortillas para ablandarlas y que se puedan enrollar sin romperse (si son tortillas recién hechas mejor).
  • Se rellenan con el pollo deshebrado (la cantidad es al gusto) y se enrollan a modo de taco. Se les ensarta un palillo para fijar la tortilla y que el taco no se abra. Cuando el cocinero es muy diestro se pueden llegar a hacer sin palillos.
  • En una sartén se pone suficiente aceite y se calienta a una temperatura media para que dore pero no queme. Se fríen en él los tacos hasta que las tortillas estén doradas y crujientes.
  • Los tacos se pueden dejar escurrir un momento en una coladera de metal o sobre una servilleta o papel de estraza para quitar el exceso de aceite.
  • Se colocan en un plato, se cubren con lechuga, crema, rebanadas finas de aguacate, queso espolvoreado y salsa verde o roja al gusto.

¡Listas para disfrutar!