2015-agosto-receta-aguachile

2015-agosto-receta-aguachile-titulo

 

El aguachile es un plato típico de las costas del pacífico mexicano, especialmente de la zona de Sinaloa, Nayarit y Sonora. Sus orígenes no se conocen con certeza pero se sabe que el nombre viene de un caldo de agua y chile (especialmente chiltepín) que se usaba en la sierra de Sinaloa para echarlo a la carne. Posteriormente, este caldo se combinó con los famosos camarones de la región dando origen al aguachile actual.

Además del "aguachile" lo que caracteriza a este platillo es que los camarones que lleva se comen crudos. Pueden usarse también otros mariscos o pescados. Los ingredientes varían y más porque actualmente por su delicioso sabor el aguachile ha cobrado gran fama llevando su presencia a muchos rincones -incluso del mundo- donde lo encontramos con diversos toques personales. ©

© Ana Luisa Reed Casas. México. 2015

Aguachile verde de camarón

Ingredientes:

  • 1/2 kilo de camarón* fresco, completamente limpio y cortado en "mariposa"
    1 pepino (sin semillas) cortado en rebanadas muy delgadas
    1/4 cebolla morada cortada finamente en plumas
    1 taza de jugo de limón
    1 chorrito de jugo Maggi
    1 chorrito de salsa de soya
    Chile serrano al gusto (la idea del aguachile es que pique)
    1 diente de ajo
    Sal de grano al gusto
    Pimienta al gusto

*Es muy importante que la receta se haga con camarón fresco y limpio ya que se come crudo y se debe prevenir para evitar enfermedades. Para quienes les dé desconfianza el camarón crudo, pueden hacerlo con camarón cocido, la verdad que también queda delicioso.

Modo de preparación:

  1. En un recipiente de cristal extendido se ponen los camarones abiertos procurando que cubran todo el fondo.
  2. Se les pone la cebolla encima esparciéndola por todos lados.
  3. Se cubre todo con media taza de jugo de limón, y se le echa un chorrito de jugo Maggi y de salsa de soya. Se mete al refrigerador por dos horas.
  4. En un mortero se machacan los chiles, con el ajo y la sal de grano hasta hacer una salsa (que no quede completamente tersa sino con pequeños trozos).
  5. Se sacan los camarones del refrigerador, se les pone la salsa por encima y se decoran con los pepinos. Se les agrega la otra media taza del limón y se sazona con un toque de pimienta. Se rectifica de sal. ¡Listo!

Sugerencias para servir: Acompáñalo con tostadas y aguacate. ¡Se hace agua la boca!