2015-julio-especial-llorona

2015-julio-especial-llorona-titulo

 

El que no sabe de amores, llorona,
no sabe lo que es martirio.*

"La llorona" no solamente es conocida en México, hay muchas versiones sobre la leyenda en Latinoamérica. Argentina, Uruguay, Honduras, Costa Rica, Ecuador, Guatemala... también oyen su llanto. En las culturas prehispánicas la mitología hablaba sobre personajes similares quizá por eso se fueron formando relatos parecidos en los diferentes países.

El mito tiene muchas variaciones y está especialmente arraigado en México donde lo sustenta una misma historia: En la época de la inquisición una joven de belleza excepcional -hija de un español y una indígena- después de despreciar a muchos candidatos que la cortejaban y admiraban por su belleza, se enamoró de un caballero español que finalmente la conquistó. El padre de la muchacha al enterarse le prohibió la relación sin darle explicaciones, solamente le dijo que el elegido no era tan buena persona como ella pensaba. Enamorada e incrédula, desobedeció a su padre y se fugó con su amor. Tuvieron tres hijos y para darles un apellido ella le pedía a él que se casaran ...pero él nunca quería... Pasó el tiempo y un día en la iglesia ella escuchó en los anuncios del sacerdote la futura boda de su amado con otra mujer. Loca de rabia fue a reclamarle pero él le dijo que lo dejara en paz, que nunca se casaría con una mujer de origen indígena.

A un santo Cristo de fierro, llorona,
mis penas le conté yo.
Cuales no serían mis penas, llorona,
que el santo Cristo lloró.*

Nublada por el dolor el día de la boda se vistió de novia y se cubrió con un velo para que no la reconocieran... y ya estando junto a su pareja lo apuñaló dejándolo muerto en la iglesia. Logró escapar. Sabiendo el peligro que corrían sus pequeños y lo que le esperaba ante la inquisición mató a sus tres hijos y después se quitó la vida.

No creas que porque canto, llorona,
tengo el corazón alegre.
También de dolor se canta, llorona,
cuando llorar no se puede.
Ay de mí llorona, llorona, llorona,
del sentimiento.*

Desde ese día son muchas las personas que dicen que la han visto por las noches en diferentes lugares lamentándose de dolor por sus hijos... "Ay mis hijos...".

El que no sabe de amores, llorona,
no sabe lo que yo siento.*

Invadida y loca de dolor, la llorona nos ha dejado su llanto, misterio y leyenda, pero lo más importante es que nos ha dejado un legado cultural en forma de películas, programas de televisión, canciones... todos con sellos diferentes pero siempre al verlos está México siempre presente en ellos. ©

*Fragmentos de canciones de "La llorona" y del son istmeño (de la región del Istmo de Tehuantepec en Oaxaca) en el cual se han inspirado -con muchas modificaciones y diferentes versiones- las letras más conocidas.

© Ana Luisa Reed Casas. México. 2015