16-sepDENTRO

Llega el mes de septiembre y en nuestro país comienza a sentirse un ambiente diferente lleno de colores, sabores, olores, alegrías. Es nuestro mes, el mes de México y donde todos los mexicanos celebramos la independencia y el nacimiento de la nación a la que orgullosamente pertenecemos.

 

 

Las calles a lo largo y ancho del territorio mexicano, se comienzan a vestir de verde, blanco y rojo; campanas doradas, banderas izadas y el imponente escudo nacional a la vista de todos. Se espera el 15 de septiembre, día en el que se recuerda el famoso grito de Dolores realizado en la madrugada del 16 de septiembre 1810, por el cura Miguel Hidalgo en la población de Dolores, Guanajuato donde llamó a la lucha y al combate por la independencia que oficialmente se iniciaría esa misma fecha.

A lo largo de los años, ésta celebración se ha consolidado como la máxima fiesta nacional. Una verbena única que une a familias, amigos y compatriotas en compañía de alegres acordes de la música nacional como el mariachi, la banda, los sones, los jarabes y también, con el sabor de nuestra variada y exquisita gastronomía ya sea en restaurantes, bares, casas o en plazas públicas donde quedamos sorprendidos con la pirotecnia y donde chicos y grandes disfrutan de distintos juegos mecánicos y tradicionales.

Sin lugar a dudas, celebrar el grito de Dolores, (15 de septiembre) y, posteriormente, el día de nuestra independencia (16 de septiembre), es una oportunidad para valorar, apreciar, alzar y presumir nuestra gran riqueza cultural; deleitarse con cada baile, cada traje, cada color, cada nota, cada platillo que demuestran nuestra diversidad y unión. Una fecha donde debemos entrar en la reflexión de quiénes somos como país, de nuestra historia y de nuestros valores, mismos que demuestran el pueblo trabajador y noble que somos para así poder gritar a todo el mundo: ¡Viva México siempre!

México Siempre