2014-sep-articulo-octaviopaz

2014-sep-articulo-octaviopaz-titulo

 

El 2014 fue declarado como el año de Octavio Paz, pues en el mes de marzo se conmemoró el centenario del natalicio del mexicano a quien le fue otorgado el Premio Nobel de Literatura 1990.

16 años han pasado desde que el también acreedor del Premio Cervantes, falleció. Sin embargo, su pensamiento, análisis, preocupación y búsqueda por conocer el origen de nuestra idiosincrasia perdura y seguimos tratando de encontrar quiénes somos.

En estas fechas patrias, te dejamos 10 frases de Octavio Paz, que nos ayuda a reencontrarnos con nuestra esencia mexicana:

  • "¡Viva México, hijos de la Chingada! Verdadero grito de guerra, cargado de una electricidad particular, esta frase es un reto y una afirmación, un disparo dirigido contra un enemigo imaginario, y una explosión en el aire".
  • "Nuestro culto a la muerte es culto a la vida, del mismo modo que el amor que es hambre de vida es anhelo de muerte."
  • "En todas sus dimensiones, de frente y de perfil, en su pasado y en su presente, el mexicano resulta un ser cargado de tradición que, acaso sin darse cuenta, actúa obedeciendo a la voz de la raza..."
  • "El mexicano puede doblarse, humillarse, "agacharse" pero no "rajarse", esto es, permitir que el mundo exterior penetre en su intimidad."
  • "Los campesinos son cultos aunque sean analfabetos. Tienen un pasado, una tradición, unas imágenes."
  • Toda la historia de México desde la Conquista hasta la Revolución puede verse como una búsqueda de nosotros mismos, deformados o enmascarados, con instituciones extrañas y de una forma que nos exprese.
  • "El que chinga jamás lo hace con el consentimiento de la chingada."
  • "Un poeta me dijo algo muy divertido: que yo había escrito una elegante mentada de madre contra los mexicanos."
  • "En México el poder es más codiciado que la riqueza. Si es usted millonario, le será difícil —casi imposible— pasar de los negocios a la política. En cambio puede usted pasar de la política a los negocios".
  • "La mexicanidad es una manera de no ser nosotros mismos, una reiterada manera de ser y vivir otra cosa."