2014-oct-articulo-discos

2014-oct-articulo-discos-titulo

 

Imagínate que de pronto tienes una conversación interesantísima con un japonés y de pronto él te preguntara ¿A qué suena el rock mexicano? La siguiente puede ser tu guía para ayudarle a entender de qué va éste género en tierras tenochcas (sin clavarte en la textura), una colección de 10 bellezas sónicas que todo melómano debe tener aunque sea de forma digital.

10. 15 Grandes Éxitos - Three Souls In My Mind. 1982

Hubo un tiempo en el que la "música loca" del rock estaba renegada a hoyos funkies y satanizada por los medios de comunicación, eran los 70 e inicios de la década siguiente, Three souls in my mind fue una banda que sobrevivió a esa etapa underground del rock e incluso llegó (de alguna manera) hasta nuestros días. Este disco reúne lo mejor de esa etapa, antes de llamarse El Tri, sin duda clásicos del rock urbano que han resistido el tiempo y el polvo.

9. No me hallo - El Personal. 1988

El Personal es una banda de Guadalajara fundada en 1986 que fusiona rock con boleros, cumbia, son jarocho y hasta reggae; sirvió de inspiración para muchas agrupaciones que se formaban a finales de los ochenta como Café Tacvba, La Maldita y hasta La Cuca. Irreverencia, humor e historias urbanas de su lugar natal forman parte de su primera grabación, casi de culto. Recientemente han regresado a los escenarios después de un largo periodo de no saber de ellos y hasta en Facebook los puedes encontrar aunque sin tres de sus fundadores quienes fallecieron de sida, entre ellos el vocalista Julio Haro.

8. Botellita de Jerez – Botellita de Jerez. 1984

Francisco Barrios "El Mastuerzo" en la batería, Armando Vega Gil "El Cucurrucucú" en el bajo y Sergio Arau "El Uyuyuy" salen del anonimato con este disco, primera obra de la agrupación que ya reúne todo el concepto y estilo que aún les conocemos; retratos urbanos, personajes históricos y luchadores se mezclan con guacamole, rocanrol y humor: el Charrocanrol en todo su esplendor, tenis con espuela y jeans con botonadura charra acuñarían para siempre y en letras de oro su frase de batalla "Naco es chido".

7. Sufro sufro sufro – San Pascualito Rey. 2003

Ya de la época en donde la "independencia" también había alcanzado el mercado musical nacional, llega el primer LP de la banda liderada por el vocalista y compositor de casi todos los cortes Pascual Reyes. El soundtrack perfecto para tu próximo día de muertos, trip hop con folklore mexicano en tintes de romanticismo lúgubre y texturas analógicas.

6. Leche – Fobia. 1993

El álbum más importante de la primera banda "alternativa" que hubo en México, más que sólo una agrupación musical todo un concepto que redondeaba con el diseño la idea que quería mostrar, muchas veces incomprendida y adelantada a su tiempo, sobre todo con esta placa, tercera en su discografía; Leche mostraba una fusión muy interesante de todas sus influencias (en una época en que no eran tan accesible para todos). El momento cumbre de la alineación original, lleno de creatividad lírica y musical.

5. El Hombre Sintetizador – Zurdok. 1999

Segundo álbum de la banda regiomontana que muestra gran avance en su música y letras con respecto a su primera grabación, se quitan el apellido y ceden el liderazgo de la banda a Gerardo Garcis "Chetes" y Maurizio Terracina para alcanzar madurez. Rock mexicano en español vanguardista con gran influencia británica, desde Oasis hasta Radiohead; la mejor noticia es que están de regreso en los escenarios y podrás escuchar temas como "Si me advertí", "Luna" o "Abre los ojos" en vivo.

4. ¿Dónde jugarán las niñas? – Molotov. 1997

Una vez Marciano Cantero, vocalista y líder de Enanitos Verdes dijo: "Cuando salió Molotov fue todo un momento dentro de la música en español", su disco debut fue una buena sacudida desde Tijuana hasta La Patagonia; explosión irreverente que inicia con el título del disco, al mofarse de Maná, continúa con la denuncia a comunicadores y políticos para llegar a burlarse de ellos mismos con humor ácido. Musicalmente poderoso desde la inclusión de dos bajos tanto en estudio como en vivo, mostrando influencias de bandas como Rage Against the Machine y Red Hot Chili Peppers.

3. Re – Café Tacvba. 1994

20 tracks y 20 años que están en plena celebración por varios puntos de México y América Latina, un disco variado, con diferentes lecturas, inteligente e innovador; nunca antes un grupo mexicano había logrado la fusión del rock con los diferentes ritmos que identifican a la música nacional. El "Re" de Café Tacvba no sólo marco su carrera, también diversificó la audiencia encontrando nuevos públicos y espacios radiales poco explorados para el rock mexicano. De la mano del productor Gustavo Santaolalla marcaron, con su segundo LP, el sólido inicio hacia el lugar que hoy ostentan, como una de las bandas más queridas y reconocidas de habla hispana.

2. El Silencio – Caifanes. 1992

La máxima expresión de ellos mismos a través del inconfundible estilo que ha dejado huella en la música hecha en México. André, Hernández, Herrera, Romo y Marcovich, la alineación más querida por los fans, se reúnen por última vez en estudio para entregar un disco sólido de principio a fin bajo la gran batuta del productor Adrian Belew, ex guitarrista de King Crimson. La muerte, siempre presente en las letras de Saúl, continua con su lugar preponderante y provoca la consolidación de su "dark guapachoso" a la Carlos Santana meets Joy Division y Bauhaus cargado de mexicanidad que trasciende el estigma del llamado: "Rock en tu idioma".

1. El Circo - La Maldita Vecindad y los Hijos del 5° Patio. 1991

La búsqueda de identidad del rock mexicano encuentra un parteaguas con "El Circo", desde entonces la brecha se abrió y encuentra sus repercusiones hasta el día de hoy. La realidad cotidiana de los barrios de la Ciudad de México es representada por personajes que adquieren voz a través de sus letras y que al mezclarse con el ska, punk, mariachi, la balada y el funk vuelven a este disco de rock nacional el más vendido en la historia del género en nuestro país. La revista estadounidense SPIN lo incluye como uno de "los noventa discos más importantes de los noventas". El Circo es el primer disco producido para una banda mexicana por el dos veces ganador del Oscar, Gustavo Santaolalla.